Sin categoría

La frescura del jugo natural


  • Revista Mujer

Compartir vía email

RECETAS. Me encanta tomar, en la mañana y a media tarde, un vaso de jugo natural recién exprimido. No sólo por la cantidad de beneficios , sino también porque no hay nada que iguale la frescura de su sabor. Por eso le pedí a Sol Fliman, chef y dueña del restaurante Quínoa, que me diera sus mejores recetas según las necesidades de nuestro cuerpo.

Fotos:
Orlando Pallero

Para desintoxicar


Lo ideal es consumirlos en ayunas, al despertar en la mañana. Son una excelente manera de limpiar y desintoxicar el cuerpo, por sus propiedades depurativas y diuréticas. Aquí van dos ideas. Probé ambas, y el jugo de pepino se transformó en mi favorito del momento.

DE BERRIES
Los berries ayudan a eliminar las toxinas que ingerimos a través de algunos alimentos y por la contaminación del medioambiente. Sus propiedades antioxidantes y su alto contenido de fibra son esenciales para limpiar nuestro sistema linfático y, al purificar, ayudan a que el metabolismo funcione mejor.
Ingredientes:
1 taza de frambuesas, moras y arándanos.

Preparación:
Pueden macerarse durante unos minutos con azúcar y jugo de limón. Luego, se mezclan en la licuadora con agua mineral, sin gas. Añadir cubos de hielo y servir.

DE PEPINO, LIMON Y MENTA
El pepino tiene grandes propiedades digestivas y es un buen diurético. Aporta en la limpieza de nuestro organismo ayudando a regular la digestión y a eliminar la retención de líquidos. La menta, a su vez, es otro gran diurético que además de dar un toque de frescura a la bebida, es útil para fomentar la baja de peso y deshacerse de residuos tóxicos. Y si el pepino y la menta se mezclan con limón, se logra una muy buena fórmula desintoxicante, ya que este último también aporta con propiedades de limpieza gracias a su alto contenido de vitamina C que prepara al aparato digestivo para un mejor funcionamiento.

Ingredientes:
1 pepino sin pepas / 1 limón sutil / 10 hojas de menta fresca.

Preparación:
Mezclar el pepino, el jugo del limón y las hojas de menta en la licuadora con agua mineral sin gas.

Para energizar


Este jugo es ideal para comenzar el día con mucha energía. También se recomienda a media mañana, para despertar y revitalizarse.

DE CITRICOS
Consumir cítricos es como ingerir enormes pastillas de vitamina C. Nos ayudan a mantenernos sanos durante el invierno, nos llenan de energía y además son un estupendo antioxidante.

Ingredientes:
1 pomelo rosado / 2 naranjas / 2 mandarinas / 1 limón sutil.

Preparación:
Exprimir los cítricos, mezclar y servir inmediatamente. Se le puede añadir un toque de polen o jalea real, así se le agrega un efecto aun más estimulante, tonificante y un mayor contenido de vitamina C.

Para la calma


A media tarde o en la noche, junto con la comida, este jugo es un aliado para volver a la calma y preparar el cuerpo para un mejor sueño.

INFUSION DE CEDRON, TORONJIL, CALENDULA Y CASCARA DE NARANJA
La cáscara de naranja es conocida por su poder relajante; la caléndula, tiene propiedades antiinflamatorias y calmantes; el cedrón, ayuda a la digestión y tiene un alto poder sedativo. Por último, el toronjil logra distender el sistema nervioso y aminorar el estrés.

Golpe vitamínico


Hay que ser valiente para tomarse este jugo, pero, al parecer, quien lo hace diariamente se protege con una bomba de vitaminas.

DE ZANAHORIAS Y BETERRAGAS
Las zanahorias son ricas en vitamina C, hierro y betacaroteno. Sus propiedades nos ayudan a tener un cuerpo más sano y fuerte, a limpiar el sistema digestivo y a protegernos de la acción destructiva de los radicales libres, que producen enfermedades degenerativas. La betarraga, es otra verdura con propiedades medicinales que se recomienda para estimular el sistema inmunológico y para evitar dolores de cabeza. Además, es rica en potasio, vitamina C, calcio, hierro y una importante fuente de folato.

Ingredientes:
5 zanahorias / 1 betarraga grande.

Preparación:
Lavar y cortar las zanahorias y la betarraga. Extraer la pulpa en una sacajugo. No añadir agua y servir de inmediato.

Diurético


Perfecto para tomarlo justo antes de almuerzo o a media mañana, ya que es un buen diurético y evitará la hinchazón estomacal.

DE PIÑA Y JENGIBRE
La piña es la fruta diurética por excelencia. También quema las grasas, regula el peso y descongestiona el sistema digestivo. Otro beneficio es su capacidad para mejorar el aspecto y prevenir la aparición de celulitis. Si la combinamos con el jengibre, que tiene cualidades depurativas, logramos un jugo que limpiará y cuidará nuestro organismo.

Ingredientes:
¼ piña / jengibre (a gusto) / agua mineral sin gas / hielo / 2 cdas. de azúcar de caña (opcional).

Preparación:
Pelar y cortar la piña. Rallar el jengibre. Licuar la piña con el agua y el jengibre rallado. Servir, agregar hielo y tomar.